Maldición (update y análisis)

No pude dejar de hacer un mínimo estudio sobre los comentarios vertidos en el último post, y estas son las conclusiones:

De todas las personas que putearon:

  • 7 se la agarran con la madre (la propia o la ajena) ya se trate de su concha, o si es una puta o porqué no reputa.
  • 6 maldicen a la concha de distintas maneras: ya se trate de un conchudo, una reconcha, la de la madre, la de una lora, un mono o dios.
  • 4 personas se cagan en algo o alguien (y una se recaga): en dios, en una concha o, valga la redundancia, en la misma mierda.
  • 3 se la agarran con dios (dos se cagan en él y uno maldice su concha)

Le siguen un pequeño número de maldiciones menores hasta llegar a la insignificante y confusa “qué lo tiró de las patas”
En fin, pareciera que las madres tienen la culpa de todo y en ellas descargamos mayormente nuestra ira.

Seguiré ampliando si los puteadores siguen colaborando. Y sinó váyanse todos a la reputísima madre que los mal parió.

19 pensamientos en “Maldición (update y análisis)

  1. es que la vieja no se toca pol. y la entrepierna de una señorita tampoco.
    (que arcaico, pol: tu reflexión demuestra que estamos llenos de prejuicios).
    igual me parece que sibila fue demasiado lejos con su “que lo tiró de las patas” y su prepotente amenaza “les voy a lavar la boca con jabón”. propongo un pedido general de desagravio.
    citando tu reflexión, siempre está el que contrataca con: con esa boquita decís mamá?

  2. estimado, siga analizando las puteadas nomás, personalmente desconfío de las personas que no pueden mandar un buen “andá a la concha de tu hermana!” concha, valga la redundancia que se le ha olvidado mencionar y que es tan sagrada (para el guardabosque consanguíneo colateral) como la vieja.
    Adhiero al pedido del que quiere garchar a las madres de los pobres trabajadores de la construcción: no se puede contestar sobre puteadas con un ” qué lo tiró de las patas”: es obsceno.

    y ya que estoy, aprovecho para devolverle el saludo con un: váyase Ud. también a la reputísima madre que lo re “mil” parió.
    Se lo dije en la entrada anterior: lo mío es el exceso

    Lilián

  3. Se me viene a la cabeza una puteada suya realizada en un bondi hace muchos anios con destino a la quinta del senior J.G.:
    “Chupame la concha pelotudo!”
    Creo que estas palabras han quedado resonando en mi ser, sin poderlas olvidar, supongo yo por no poder llegar a una clara interpretacion (y ya pasaron unos cuantos anitos le voy a decir)
    Como analizaria, desde su nueva vision, este improperio Don Pol?

  4. Ay, Pol…le dijiste a un señor que te chupe la concha?
    No querés revisar un poquito? Si necesitás ayuda/contención…contá con todos nosotros.
    Lucho…sabiendo esto y no hiciste nada….
    Fijate, velo.
    La reconcha de la lora.

  5. Sí, recuerdo aquel día e incluso la situación: Un 501 rumbo a la quinta de Moreno.
    Recuerdo que “chupame la concha” me salió del alma, creo que simplemente fué lo mas violento y desagradable que surgió…sin segundas lecturas…ni entonces…ni hoy día (para desilusión de algunos lectores)

  6. de acuerdo a lo que usted dice, mi estimado pol, corro a comprar un manual sobre ‘como insultar con corrección’ para dejar de:
    ser insignificante
    ser confusa
    ser obscena.
    al fin y al cabo, somos palabra. si degrado el lenguaje, me degrado a mí misma. superada la adolescencia, asumida mi femineidad cuando insulto digo (y con honra): que lo tiró de las patas y, entre nos, al profe, que usted bien sabe, le encantan las mujeres, le resulta suficiente para ratonearse.
    salut!

  7. Hay que tomarse las cosas menos a pecho (perdón por la palabra) y con más humor. El lenguaje se degrada de otras formas no con las puteadas. No es cuestión de adolescencia ni de “femineidad”. Ni soy mas o menos poeta ni más ni menos correcta por un ” andá a la puta que te parió” Dios nos libre de la corrección pero nos ponga un alerta con la vulgaridad, vulgaridad que va mucho mas lejos que la palabra concha y que poetas de la talla de Pizarnik (quien por cierto tenía una boquita de aquellas) supieron menear en sus textos.
    Este era un espacio lúdico, no un decálogo del literato ilustrado y menos aún una ventana para fisgonear como y con quien se ratonea cada uno.

    Saludos
    Lilián

  8. robertito deniro no me conocio a mi por eso odia a los “dentistas”….seguire esperando ah y coicido con Lilian

    —————————————————————————————————————————-

    Pol dice:

    Dice Robert si acepta American Express.

  9. Me reí tanto.
    O me falta divertirme o esto salió muy bueno.
    Si me permite, voy a incluir una bellísima puteada de mi mejor amiga (psicóloga ella) quien, después de varios chamuscones por fueguitos amorosos que poco quemaban (chavones que se abrían de gambas, digamos más fácil)la mina los mandaba a “la reconcha de sus madres, lugar de donde nunca tendrían que haber salido”.
    Frase célebre entre nosotras que yo repito más veces de las que quisiera.
    Saludos culinarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s