Horror Gitano

Update: Aclaro que soy fan de El Camarón, tengo un amigo gitano que toca el cajón como nadie y más de una vez veía la novela de Arnaldo André con mi abuela.  Entonces:

El Parque 9 de Julio de San Miguel de Tucumán es una suerte de Bosque de Palermo a escala y muy venido a menos; uno de esos lugares a los que los padres recomiendan no ir. Suele ser lugar de sucesos extraños y de presencias de dudosa reputación en relación al buen gusto y las buenas costumbres.
Habíamos ido con mis dos hermanos no tanto por querer ser parte de ese submundo sino que justamente queríamos dar una vuelta por ese lugar al cual “mejor no ir”.
Estuvimos efectivamente dando no una sino varias vueltas fumando y hablando de cualquier cosa y decidimos sentarnos en un banco en el medio del parque. Al rato vimos que se acercaban dos gitanas hacia nosotros.
Ya unos metros antes de llegar empezaron a ofrecernos una lectura de manos o de cualquier objeto que les diéramos. Una se acercó hacia mí y la otra hacia mis hermanos. La que estaba conmigo me empezo a pedir algo, lo que sea, cualquier cosa que me perteneciera que ella pudiera ver para contarme cosas de mi futuro y me señalaba la riñonera sugiriéndome que allí seguramente habría un buen objeto para ser leido.
No tengo nada adentro, solo pañuelos– le mentí.
Abra, abra, deme sus pañuelos– me sugería mi gitana, una señora de edad con diente dorado.
Entonces sucedió: abrió una bolsita que tenía colgando y sacó un crucifijo.
Yo le puedo decir cosas– me dijo
No, está bien, dejá, no hace falta– le dije yo comenzando a molestarme.
Con el crucifijo en la mano comenzó a decir unas palabras en su lengua y me tocó las dos rodillas con tan religioso objeto, lo cual me provocó además de un terror desconocido una súbita ira.
En pocos segundos tocó mis piernas varias veces con el crucifijo mientras nombraba extrañas palabras incomprensibles.
Entonces me levanté violentamente del banco y le dije que qué se pensaba, que se vaya, qué me tenía que andar hechizando las piernas, que le había dicho que no, lo cuál se ve que le cayó muy pero muy mal, porque se levantó ella también (estaba arrodillada ante mí) y se dispuso a maldecirme en lenguas aún mas escalofriantes que antes. La otra gitana también se acopló al discurso maldito, y lo que sucedió luego fué lo más increible de todo: mis dos hermanos al unísono les dijeron: “Af dain cop”.
Por un momento dudé si me encontraba dormido o despierto, si estaba viviendo un episodio a lá Harry Potter (aunque en aquél momento a decir verdad seguramente aún no se había escrito ni siquiera la primer novela) o si mis hermanos habían sido presa de algún tipo de fenómeno histérico sobrenatural.
Las gitanas se fueron alejando entre maldiciones en su idioma maldito y mis hermanos que les seguían repitiendo Af dain cop Af dain cop.
Cuando nos alejamos del lugar y fuimos saliendo del Parque 9 de Julio y recuperando la tranquilidad y la cordura, pude enterarme de que esas palabras las utilizaba mi bisabuela y que en Yddish significan algo así como “Que te vuelva a tu cabeza” o “Espejito rebota y a vos te explota”.

No pude dejar de pensar durante los siguientes pasos de los siguientes días que muy pronto ya no podría volver a caminar, que me quedaría paralitico, que algo horrible le sucederían a mis pies. Aún espero con temor que algún día caminando por la calle mis piernas se deshagan subitamente y yo caiga inerte para siempre en la vereda de este mundo incomprensible.

26 pensamientos en “Horror Gitano

  1. Escalofriante!
    Le hubieras dado 5 pe y un tetra para que se vayan pronto.

    Tu relato me recuerda una experiencia parecida. Quedé en encontrarme con mi prima en la plaza de barrancas de belgrano, yo estaba llegando tarde, y la encuentro a mi prima muy concentrada escuchando a una gitana. Me acerco sin saludar para no romper el clima. Cuando termina de hablar, la gitana me dice, a vos también te voy a leer el futuro… yo le dije que me resultaba más interesante que me leyera el pasado, pero no estuvo de acuerdo. Me agarró la mano, miró mi palma y percibió que dos amigas mías se estaban confabulando en mi contra; que nunca iba a ser feliz en el amor, y me pronosticó un viaje con una persona que “te va a cuidar muy bien”. Sólo lo último se cumplió hasta ahora.

    • Realmente terrorifica tu..-y…si…tarde o temprano se te cumplira a menos que busques a otro gitano que te bendiga en lugar de echarte una maldicion te lo digo por que soy hija de un gitano que fue maldecido por su tribu hace mas de 40años y yo aun pago las consecuencias de sus actos te bendeciria pero mi padre no me enseño las costumbres solo me advirtio contra las maldiciones..cree… su muerte fue espantosa…por si acaso que no se oculte el sol sin que una bendicion caiga sobre ti.

  2. jajaj
    la historia me hizo acordar a cuando jugabamos en casa los juegos de rol. Tuviste la suerte de q alguien tirara los dados y tus hermanos te salvaran del embrujo.

  3. Hace 12 años en una calle perdida del ciudad vieja de Valencia, España, yo caminaba solita y un muchacho -gitano aparente- me dijo que “yo necesitaba” que me tirara las runas celtas (unas piedritas que tenía ahí)… y sin esperarlo o al menos imaginarlo en aquel momento de mi segunda adolescencia, me advirtió con lujo de detalles sobre lo que 5 años después fue uno de los momentos más tristes de mi vida, y también sobre el que 6 años después, me la cambiaría para siempre.
    Ud. sabrá entender qué sucesos serán… Lo increíble es que le pegó a la cuestión temporal con una precisión que todavía me da escalofríos.
    Todavía me acuerdo del momento en el que me dijo las cosas que me dijo, pero no logro una sóla imagen de su cara. Loco no? (el tipo, los sucesos, mi descrédito de entonces o todas… y todo lo demás también).

    Me gusta la frase Af dain cop.

  4. las gitanas…

    Vos con tus relatos, o poemas, o textos de alguien Otro con mayúsculas, porque ese Otro también es alguien…
    bueno el asunto es que evocás retazos de mi niñez, yo tenía un temor-admiración por esas vestidas con polleras largas. Por esas adivinas de mundo desconocido.

    Yo secretamente qería ser una de ellas. Pero me mría de miedo si se me acercarban!

    De alguna manera, algún hechizo pende de nosotros, de alguna manera hemos sido hechizados, por el amor, por unos ojos verdes, o por la muerte.

    Me gusta venir por aquí, por esta “vereda de mundo incomprensible”

    porque vamos! ¿acaso no lo somos?

  5. Este tipo de historias me encantan. Igual, cuidado que las maldiciones gitanas son a largo plazo. Me acuerdo la primera vez que vine a Capital (tenía 10 años), en florida había una vieja que insultaba por unas monedas, al lado del que se clava cosas y es parecido a Williem Dafoe(que todavía está, ahora lo veo cuando voy a trabajar, uff). Reasulta que cuando pasamos la vieja le grita a mi hermano “te vas a moriiirrr”. Nos morimos de miedo, pero mi viejo nos tranquilizó con la frase “ahhh, esa vieja no tiene nada de adivina, si todos vamos a morir”.

  6. Sin maldiciones algunas veces caigo inerte en este mundo incomprensible. Sin maldiciones que a veces creo merecer pero bueno, no crea en esas cosas, sus pies siguen ahí o bien digale a su amor que le diga que siguen ahi, viste que a veces las palabras de esas personas amadas nos curan y salvan un poco de toda especie de maldición.

    Aunque le hubieras tirado otra maldición gitana como por ejemplo “ojala te enamores” ja

  7. Una de las cosas que más me gustan de tu blog son tus respuestas a los comentarios.
    Por favor, no abandones esa adorable, sana y enriquecedora costumbre.

  8. muy buen relato.
    parece que todos tenemos historias con gitanas.
    la mia sucedió en Arica, norte de chile.la señora me pidió plata para leerme la mano, prometiendo devolverla.le entregué un dolar con gusto, para ver que hacía.mediante un habil truco con las manos, convirtió lo que le habia entregado en una pasta verduzca que le resbalaba por la mano, mientras me decía no se que de mi futuro.estuvo bien.

  9. Las gitanas son un gran personaje. Hace años, cuando estudiaba la preparatoria, no tenia trabajo, así que por las tardes me iba a una plaza a “leer la mano”, cosa que , por supuesto, no se hacer, así que me inventaba historias para ganar algo de dinero e ir al cine… Era verdaderamente divertido…
    ¡Saludos!

  10. Una vez, hace muchos años cuando era tan niña. no. un niño gitano se paró en frente mío. 20 minutos. sin decirme nada me había contado la historia de su vida.

  11. Mmmmm… Quedesè tranquilo que no existe maldiciòn`que supere a la realidad que podamos estar viviendo…

    Y lo que està por venir,quièn tiene la soberbia de creer saberlo?

    Besos😉

  12. Uno que yo conozco, atropelló sin querer (fue sólo un golpe que lo tiró de la moto) al hijo de unos gitanos.
    Yo creí que la desgracia del mundo todo se me iba a venir encima, tanto a mí como al que yo conozco. Y aunque no me lo creas, los tipos se comportaron espléndidamente. Ni maldijeron de por vida al que yo conozco ni a mí, ni pasó nada grave después…Bah, yo me separé de él.
    Ahora que lo pienso, la maldición que le adjudicaron al que yo conozco fue terrible!
    (disculpame, a veces me la creo… pero son contadas veces)
    Saludos, M.

  13. Uy Dió! siempre quise ser una gitana, no por andar tocando las piernas de los caballeros sino por esas polleras amplias que me benefician. En fin, me hizo acordar a ese cuento de S. King, que el tipo por andar haciendo lo que no debía en el coche con su mujer (que no era precisamente pedirle que se calle) atropella a una pareja de gitanos.
    Tan mala suerte que la gitana muere y su esposo se le acerca para decirle bajito: “más flaco”… sólo eso y ahí el pobre tipo (robustino él)empieza a quedar como los gordos del programa del Cormillot pero no en vivo y en directo (una pálida!)
    Se pasa de rosca y baja, baja, baja, hasta ser una sombra, podrá imaginarse el final, no hay Mc Donald que lo salve o si?
    Igual él no tenía a una idische mame, Ud. está salvado con ese conjuro hasta del futuro corralito, pero me temo que no de la culpa.
    Me fui de pista, porque en realidad yo pensaba que ojalá un par de jugadores de cierto cuadro que no quiero nombrar, se encontraran a la gitana de marras para que les sobara bien las extremidades inferiores.
    Como sea y por las dudas, me anoto las palabritas, nunca se sabe…

    Saludos

    Lilián

  14. Doy plena fe de que el relato sucedió tal cual!
    Pero no fue el único suceso extraño…. también habria que recordar al “champa champa, soy un conejo”

  15. Hay uno que puede romper con todas esas maldiciones. Su nombre es Jesucristo. El se hizo maldición por nosotros, pues está escrito “maldito todo aquel que es colgado de un madero”, o sea si alguien se siente maldecido por alguien, crea con todo su corazón que alguien tomó tu lugar y que tu eres libre (esto significa que siempre deberas estar en ese pacto o sea deberás ser cristiano). Esto me recuerda lo que la Biblia relata en el líbro de Números capítulo 22 y 23 que había un hombre llamado Balaam que se dedicaba a bendecir o maldecir a cambio de dinero. Paz a todos.

  16. en las oscuras noches te habras despertado sudoroso, asustado y sin poder hablar, tengo no sé si es un problema cuando tenía 15 años con mi familia nos mudamos de casa, a una casa que antes fue una chichería, estuvimos viviendo largo tiempo allí, lo curioso fue que el segundo año empece a oir como si mucha gente caminara a mi alrededor, mientras estaba acurrucada en mi cama, incluso oía como jugaban cacho, hacian bulla de sillas, sonaba mi mesa del comedor, que estaba cerca a mi cuarto, pero mi hermana no oía nada, dos veces vi a no sé si era una persona, la primera vez la confundí con un ladrón, sentí un miedo horrible parecía que se había subido la pared y saltado, llame a los vecinos pero no había nada, esa noche soñe con eso pero en mi sueño no podía moverme estaba lejos, pero le sentía respirar, la segunda vez desperte muy asustada y en la puerta de mi cuarto había alguién parado pero no se distinguía porque había mucha luz, quería hablar pero me dormí, como si me obligaran cerrar los ojos, desde antes de esos acontecimientos, de niña soñaba cosas que iban a pasar, o cosas que le diria a mi mamá, todo se cumplía,le conté eso a mi mamá pero sólo se reía, entonces empecé a tener sueños horrorosos, desde que tenía 7 años, gritaba y llamaba a mis papás, ahora no me gusta mirarme muy fijo en el espejo porque siento que los ojos que veo no son míos y eso me da miedo, ahora trabajo en un canal, a veces nos turnan para cerrar emisión (una tarea tediosa, debo colocar publicidades) generalmente me quedo hasta las tres de la mañana, las primeras veces escuche ruidos como si alguien corriera, subiera gradas, entonces corria donde el guardia de seguridad, pero nada, un fin de semana que estuve de turno, estaba cerca de un vitral grande de uno de los sets del canal y había una sombra con manos que se pegó al cristal, no podía gritar, me moría de miedo, los vellos de mis brazos se erizaron, estaba petrificada, sentía que mis pies pesaban toneladas, apenas pude moverme corri a encender las luces, no había nada, pero la sensación fue escalofriante como si por más que quisiera no pudiera hacer nada, lo mismo siento cuando tengo pesadillas. que es? se que aquí solo debo subir comentarios pero.

    • son probablemente seres del eter,a no ser que te golpeen en cuyo casoserian demonios,bien si son seres del eter no debes temer no intentan hacerte daño solo te observan y hasta quizas quieran protegerte de algo pero com les temes los asustas si hasta hoy no te handañado fisicamente no debe tenerles miedo solo toma conciencia de que son seres de otra dimension como nostros eso es todo….respira profundo y ellos se iran tranquilizando..suerte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s