Peteco, Keith y los sueños.

Grabábamos “Viejos Dioses” con La Chilinga en Circo Beat.

Mi obsesión por los Stones me llevó a elegir la canción “Heaven” del disco “Tattoo You” y hacerle una adaptación en español, que con la banda y los tambores la llevamos a un 6/8 chacareroso. Un Frankenstein ideal para el proyecto.

Se nos ocurrió invitar a Peteco Carabajal a tocar el violín, para terminar de darle ese aire mandingo que le estaba haciendo falta. Ya habíamos hecho unas colaboraciones con él en su gran disco místico “Andando”.

La sopresa fue su aceptación a participar y su llegada al estudio con un sticker de la lengua Stone adherida al estuche de su violín.

En el medio de la canción puede oirse un falsete mío, un sobreagudo no exactamente de macho. Peteco observó: “Ahhh la onda Bee Gees”.

Peteco. Un hombre místico. Un tipo sabio.

Un hombre de conocimiento.

—————————————————————————

Cuando llegó el momento de editar el disco, nos enteramos que para poder publicar la canción debíamos pedir autorización a Virgin Records (en ese entonces la editorial de los Stones).

Lo hicimos mediante la editorial EMI de Argentina, que nos hacía de intermediaria.

Unos días después llegó la autorización y una sorpresa: la manager de Keith Richards nos pedía que le enviemos unas copias del disco que el viejo había pedido para compartir con sus amigos.

Los sueños sueños son. Y las realidades a veces son como sueños también.

4163_89304636462_291247_n

Escrito en 1989

Podría contarles
que soñé hasta el hartazgo
que aprendí a morir de apoco
que vendí mi alma a Spinetta
que luché hasta con la momia
que mi corazón anda a curitas
que el cerebro me pesa
que hace años no me baño.

Pero el tiempo
ya
es otro
y los indios casicasi me alcanzan.
Yo me defiendo,
saben,
pero la indiada
es
fenómena.